Las flores secas son productos 100% naturales que han pasado por un proceso de secado para mantener su belleza y su frescura sin la necesidad de agua o de luz.